Poema a la Vulva

Carne Vibrante 
que lates haciéndote ver
recóndita fuente de potencia y sensibilidad.

Cuando estás abierta, tocada
amada me recuerdas que estoy aquí, que soy mujer
y eso basta.

Me sacas sonrisas al sentirte
en toda tu vastedad.

Carne que encarna mi sexo turgente e irradia a todo mi cuerpo enviando paz y placer.

Pushya Alfonso

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X