Permanecer solo

Foto: Ryan Holloway


«Primero quédate solo.
Primero empieza a divertirte solo.
Primero ámate a ti mismo.
Primero se tan auténticamente feliz que si no viene nadie no importa, estás lleno, desbordado. Si nadie golpea tu puerta, está todo bien.
A ti no te hace falta.
No estás esperando que alguien venga a golpear tu puerta.
Estás en casa.
Si alguien viene, todo bien, lindo.
Si no viene nadie también está todo bien y lindo.
Podrías pasar en seguida a una relación.
Ahora te mueves como un maestro, no como un mendigo.
Y la persona que ha vivido en su soledad se sentirá siempre atraída por otra persona que está viviendo su soledad también lindamente, porque lo mismo atrae a lo mismo.
Cuando dos maestros se encuentran -maestros de su ser, de su soledad- la felicidad no sólo aumenta sino que se multiplica.
Se vuelve un tremendo fenómeno de celebración.
Y ellos no se examinan uno al otro, ellos comparten.
No utilizan al otro.
En su lugar, por el contrario, ambos se vuelven UNO y disfrutan de la existencia que los rodea».

Osho

Si quieres estar al día de mis propuestas y de todo lo que voy descubriendo, únete a la comunidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *