Fluir contigo es un acto de amor hacia ti

Queridos/as os escribo desde las montañas, donde el Invierno es más Invierno y cada día puedo apreciar cómo la naturaleza va haciendo su ciclo. Aquí el tiempo pasa un poco más lento, me siento más relajada y confiada.

Como algunos ya sabéis el nuevo año comenzó con un gran cambio para mí. Mudándome a vivir a Granada después de 13 años de vida en Sevilla. Me sorprendo lo rápido y fácil que ha sucedido.

Gracias:

Gracias Sevilla por acogerme en esta época tan fructífera.

Gracias a cada uno/a de vosotras por asistir y entregaros en las clases, talleres, sesiones…

Gracias a mis amigos y maestros por apoyarme este tiempo de materializar mis sueños, después de una intensa investigación he podido compartir con la madurez de quien ha andado el camino. Dedicándome al baile, al cuerpo mi gran pasión, crear vínculos de apoyo mutuo y crecer juntos. Cada despedida me ha traído el amor puesto en este tiempo, ha sido muy hermoso recogerlo.

Hacía dos años que quería vivir más cerca de la naturaleza. En mis planes no estaba venirme a vivir a Granada este año. Sin embargo escuchándome en el día a día, cuando paseaba, cuando paraba a sentir mis sensaciones me daba cuenta que esta necesidad se agrandaba más y más. No me quedaba más que iniciar el movimiento, rendirme a esa necesidad y seguir ese deseo, confiando en él.

El entrenamiento de escucharme estos años me ha permitido dar el paso más allá de lo que mi cabeza me decía. Todo se ha desenvuelto fácil y fluido, lo que no quiere decir que no haya habido momentos dolorosos de despedida y de incertidumbre de cómo van a ser fuera las cosas. Por ejemplo: en este cambio he de despedirme de vosotras/os en lo cotidiano, en la sesiones y clases semanales.

Sin embargo a dentro siento mucha confianza y serenidad de responder a lo verdadero en mí y quizás todo se vaya acomodando en esta nueva vida.

Quería hoy compartir contigo:

Seguir tu fluir es amarte y darte la libertad de responder tu verdad.

Cuántas veces vendemos nuestra verdad por miedo a no ser queridos, por aferrarnos a algún personaje, por comodidad o estabilidad, por que desafía las expectativas que tenemos de nosotros. En ese momento dejamos de amarnos tal como somos.

Fluir es una escucha en lo cotidiano, en lo sencillo, sin preferencias, sólo escuchar y responder a lo que necesitas.

Consciencia = observación + de tu vitalidad = energía : Escucha.

Comparto esta vivencial personal contigo, quizás te alimente en tu momento actual. Seguimos en contacto en los encuentros mensuales.

Con cariño Pushya Alfonso Jiménez.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X